copy7.jpg

ESPECIALIDADES

Una convulsión febril es una convulsión en un niño que se desencadena por la fiebre.

Una temperatura de 100.4°F (38°C) o más alta puede causar convulsiones febriles en niños.  

Ocurren con mayor frecuencia en niños sanos de 9 meses a 5 años de edad. Los niños pequeños son los más afectados. A menudo estas son hereditarias.

La mayoría ocurren en las primeras 24 horas de una enfermedad. Es posible que no se presenten cuando la fiebre está más alta. Un resfriado o enfermedad viral pueden detonar una convulsión febril.

febriles.png

Convulsiones febriles

me interesa mas información

Gracias Recibimos Tu mensaje